Blogging tips

16 nov. 2010

ObsessedPink

Una casa con mucha personalidad.








Vía: Design*Sponge

El rosa, en toda su tonalidad, es un color que me gusta bastante para dar pinceladas en decoración. Se asocia tradicionalmente con lo femenino, aunque combinado con tonos marrones y bronces, adquiere un carácter más enérgico. 
Os doy algún consejo si os encanta este color y queréis utilizarlo en vuestra decoración. Los ambientes en los que predomina este color suelen tener un aire rústico y romántico, como podéis ver en la casa que os presento. En las cocinas añade un toque divertido, especialmente cuando se emplea en cortinas, manteles y cristalería. Combina muy bien con tejidos fresco como el lino y el algodón, sobre todo con colores blancos, malva y azul claro. En su tonalidad más clara se suele usar en los cuartos infantiles, pero si quieres evitar un ambiente anodino, pinta las paredes de diferentes tonos de rosa e instala muebles blancos y detalles en color miel. No fallaras!
No es color muy recomendable para lugares de trabajo o estudio. Y siempre en lugares con bastante luz. Un complemento perfecto si tienes muebles retro en tu casa son los papeles pintados con motivos abstractos en tonos rosas.